Saltar al contenido

Garcianismo: ¿el mejor gobierno ecuatoriano?

11 mayo, 2011

“Libertad para todo y para todos, menos para el mal y los malhechores. Cuando un pueblo despierta, cada palabra es una esperanza, cada paso una victoria. El patíbulo del malvado es la garantía del hombre de bien” (G.M.)

García Moreno es el personaje central de la vida política ecuatoriana en el siglo XIX, y, acaso, el más interesante y enérgico de nuestra historia. Moreno es un personaje misterioso e interesante, “no es únicamente un periodista combativo; es escritor y pensador, ideólogo, hombre de ideas precisas y claras. Además es hombre de ciencia y literato, pues las ciencias fisicomatemáticas y las bellas letras figuran entre sus ocupaciones predilectas”[1]

Tras veinticinco años de una política pobre, llena de gobiernos liberales sectarios e inútiles, en 1961 en el Ecuador se dicta una nueva constitución  y Gabriel García Moreno es elegido  presidente interino de la república. A partir de este punto empieza, según José Belmonte una obra formidable,  se organiza ahora la hacienda, la enseñanza y el ejército; se establece un Tribunal de cuentas; se reducen las tasas fiscales.

García Moreno derrocha ardor para combatir con energía la especulación, el contrabando y la burocracia, acometiendo asimismo las obras de vialidad del país. Simboliza el freno más resuelto contra el militarismo imperante. Sus pasos giran en torno al establecimiento de un régimen civil, encaminándose a la instauración de un Estado católico.

“Desde los primeros días de su gobierno, García Moreno realiza gestiones para un Concordato con la Santa Sede”[2], de esta manera establece una visión y un objetivo claro: crear un estado políticamente incorruptible basado y apoyado en la doctrina social de la Iglesia Católica.

Para Salvador Lara un punto principal de la obra de G. M. fue la firma del Concordato con la Santa Sede por el cual se regularizaron las relaciones con la Iglesia, se puso fin al Patronato y se inició la reforma del clero (1863).

Gabriel García Moreno desde sus inicios como estudiante y ávido periodista vislumbró el sueño de manejar al estado Ecuatoriano como una parte fundamental e inseparable de la religión católica, es así que en su segundo período de gobierno se dicta una constitución más conocida, por sus opositores, como la “carta negra” que vincula estas dos ramas: religión y política.

Este proyecto fue una idea amada por algunos y criticada y repudiada por otros.

Gabriel García Moreno fue, por dos períodos, presidente de la república del Ecuador. Sin duda alguna sus períodos de gobierno estuvieron llenos de opositores, críticas, errores, pero sobre todo, de una gran cantidad de obras para toda la república.

–        El primer período garciano (1861-1865)

Este período transcurrió en un ambiente de constante agitación política, provocado principalmente por la revuelta popular urvinista que se mantuvo latente hasta 1865, año en el que los Generales Urvina y Robles (levantados en armas en el Puerto de Guayaquil, y ya electo Jerónimo Carrión presidente) fueron derrotados en la famosa batalla naval de Jambelí. (Fernández, 2003).

García desplegó una enorme actividad organizativa poniendo en marcha un ambicioso programa de reformas administrativas y económicas, que se cristalizarán en su segunda presidencia, es por esto que “la primera presidencia de García Moreno fue un prodigio de actividades  en pro del engrandecimiento de la Patria”[3]

–        Segundo período garciano (1869-1875)

García Moreno necesitaba de una nueva Constitución para ejecutar sin trabas su proyecto de modernización y centralización unificadora.  La Asamblea Constituyente duró 104 días y sesionó también casi todas las noches. Promulgó la octava Constitución, reformó los códigos Civil y de Enjuiciamiento Penal y Militar; dictó leyes de elecciones, caminos vecinales, cajas de ahorro y bancos hipotecarios; y eligió presidente. (Espinoza, 2006)

Este es el período de mayor obra pública, según algunos historiadores, en el Ecuador. Gabriel García Moreno con una constitución a favor que le brindaba plenos poderes focalizó su atención al requerimiento y mejoramiento de la patria en todos los ámbitos posibles, en la religión, educación, medicina, economía, etc.

En la historia de nuestra nación únicamente dos constituciones han sido aprobadas por referéndum y son las de “la carta negra” de Gabriel García Moreno y la actual del presidente Rafael Correa.

El lo que se refiere al ámbito religioso García realizó el concordato y primó la religión católica en toda la patria, tanto así que uno de los requerimientos para ser ciudadano ecuatoriano era el de ser católico.

En la educación nuestro país tuvo avances muy importantes la creación de la Escuela Politécnica Nacional con los mejores profesores y laboratorios de América, la incursión de los jesuitas en la educación (Colegio Borja en Cuenca, Colegio “San Gabriel” en Quito) sin duda alguna, mejoró notablemente la situación educativa del Ecuador. No en balde la Universidad Central era considerada una de las mejores, por no decir la mejor, de América.

Creó el “Colegio Normal ” para formar maestros indígenas y multiplicó las escuelas rurales. Exoneró del trabajo subsidiario a los padres de alumnos indígenas y sancionó a los terratenientes que se oponían a este plan.

Veía en la educación técnica el camino más claro para la modernización. Clausuró la Universidad de Quito y la reabrió reformada incluso con la carrera de obstetricia para mujeres; fundó con jesuitas alemanes el Observatorio Astronómico; estimuló las artesanías, la música y las bellas artes con la creación del Protectorado de Artes y Oficios, el Conservatorio de Música y la Escuela de Pintura y Escultura.

La creación de un panóptico, aunque muy criticada, fue una obra muy innovadora y facilitadora para el correcto desenvolvimiento de la sociedad ecuatoriana de aquella época.

“Su obsesión era unir la Sierra y la Costa y facilitar la comunicación interandina. El primer plan vial fue logrado con la colaboración de técnicos extranjeros, el dinero del Fisco y la mano de obra indígena pagada y obligatoria. Propuso la construcción de vías férreas. Con ahorro nacional pudo iniciar desde Guayaquil el ferrocarril a Quito, que sería impulsado y concluido 33 años más tarde por el general Eloy Alfaro”[4].

Como en todo lugar no todo es color de rosa, y el gobierno de García Moreno no puede ser la excepción. Muchos de los opositores de aquella época criticaban la “pésima” relación internacional que mantuvo (dos guerras fronterizas), la gran ola de tiranía y asesinatos, la teocracia, etc. Gabriel García Moreno como fue amado, fue odiado es por eso que en 1875 le quitan la vida.

Hablar de la vida de Gabriel García Moreno, y peor aún de sus períodos presidenciales nos llevaría mucho tiempo, más tiempo todavía tratar de encasillar al gobierno garciano en lo mejor o peor de la historia republicana de nuestro país. Cabe destacar que fue, es y será uno de los gobiernos más interesantes (con cosas buenas y malas) y por lo tanto controversiales de nuestra historia.

            “García Moreno sigue despertando las más apasionadas polémicas. Sus biógrafos lo han presentado generalmente como un monstruo o como un santo pero se debe realizar el esfuerzo de considerarlo como un hombre, como un extraordinario batallador que tuvo que librar combate abierto dentro del fatal ambiente de su época para transformarlo y dar un impulso de progreso a su patria, y de movilización a sus habitantes. Lo único que resta es formular uno su propio veredicto” (Estela Parral de Terán)



[1] Juan, Salvat., Jorge, Salvador, Período Garciano, en  Historia del Ecuador, España, Salvat Editores, S.A., 1982. p. 78.

[2] Eduardo, Muñoz, García Moreno fue eso, García Moreno, en El  Palacio de Carondelet Del Presidente Flores al Presidente Hurtado, Quito, Ares Gráficas “Señal”, 1981. p.135.

[3] Ibíd.

[4] Edufuturo.com, Segundo período garciano en Gabriel García Moreno (1821-1875 [En línea]. <http://www.edufuturo.com/educacion.php?c=512&gt;

Anuncios

From → Realidad

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: